6 trucos para planificar y escribir los contenidos de tu blog de manera rápida y sencilla

6 trucos para planificar y escribir los contenidos de tu blog de manera rápida y sencilla


¿Cuántas veces te has sentado a escribir y te has bloqueado frente a la página en blanco?

¿Te distraes con facilidad y pierdes muchas más horas de las que deberías creando contenido?

Es posible que lo estés dejando todo para última hora y debido a eso tu blog se está convirtiendo en un lastre.

La verdad es que a todos nos ha pasado alguna vez. Y es que no hay nada peor que sentarte frente al ordenador y no saber qué escribir.

Ese sentimiento de culpabilidad al estar perdiendo el tiempo puede llegar a ser una experiencia frustrante y caótica, ¿me equivoco?

La buena noticia es que existen determinados trucos que facilitan mucho la tarea a la hora de planificar y crear contenido para el blog.


1- Almacena recursos

Esto es algo muy sencillo y puedes empezar a hacerlo hoy mismo.

Crea un documento o una carpeta en tu escritorio en la que recopiles todos los temas de los que te gustaría escribir en el blog.

Tener siempre a mano temas que te interesen y sobre los que más adelante tratarás va a ahorrarte muchísimo tiempo cada vez que tengas que escribir un nuevo post, ya que no tendrás que ponerte a buscar contenido el mismo día de la publicación.


2- Recopila información relevante

¿Cuantas horas pasas buscando información acerca del tema sobre el que quieres escribir?

En ocasiones perdemos demasiado tiempo yendo de un lado para otro porque creemos que nunca tenemos datos suficientes, pero lo cierto es que únicamente necesitas dedicar media hora a investigar y documentarte.

Crea un borrador con toda la información que necesites sobre el tema que vas a escribir.

Lee textos similares o relacionados y apunta las frases más relevantes.
Una vez que tengas toda la información recopilada, puedes olvidarte de seguir buscando y escribe tu articulo con la información que ya has recabado.

Esto hará que no pierdas el tiempo buscando más información que, sinceramente, ni necesitas ni aportará nada útil al post.


3- Crea el esqueleto del post

Este ejercicio de concreción te va a ayudar a definir qué ideas son las que quieres plasmar a lo largo del artículo del blog.

Crear el esqueleto que tendrá el artículo es una forma de,  a modo de esquema, planifica la estructura del contenido sobre el que escribirás.
Puedes resumir en unas cuantas frases el texto que quieres escribir en cada una de las partes que tendrá el post.

Comienza con una introducción que capte la atención del lector, continua con el nudo, que será la parte más extensa del post y en donde desarrollarás toda la idea y, por último, termina con un desenlace en el que cierres todas las preguntas que has planteado a lo largo del texto.


4- Escribe sin censura

“Escribe borracho y edita sobrio”,  decía Hemingway.

Reconócelo. En muchas ocasiones tratamos de escribir un artículo impecable desde el inicio, y eso es imposible.

Comienza volcando todas las ideas que se te vengan a la cabeza, aunque aparentemente no tengan conexión entre ellas.

No intentes buscar las palabras perfectas desde el principio, ya que eso te limitará a la hora de escribir y hará que no te concentres en transmitir toda la información que deseas.

Una vez que hayas escrito todo, relee y edita el texto para quedarte con las ideas que realmente merezcan la pena.

Recuerda que siempre estás a tiempo de moldear el contenido de tu post y de ir agregando o eliminando información según necesites.


5- Aplica las tres erres

Si puedes hablar de la misma idea con menos palabras, ¿por qué no lo haces?

No sé a ti, pero a mí no hay nada que me produzca más pereza que leer un post que repite todo el rato lo mismo pero con diferentes palabras.

Tenemos miedo a que nuestros textos parezcan simples o poco trabajados si no los recargamos con miles de sinónimos, pero la verdad es que cuando alguien entra a leer tu blog no lo hace para recrearse.

El usuario busca la solución a un problema concreto, así que cuanto más concisos seamos, más sencillo y rápido será encontrarla.

Para evitar repetirme a la hora de escribir me gusta aplicar en mis textos la técnica de las tres erres:

  • Recorta
  • Reduce
  • Reorganiza

Suprime todo lo que no sea necesario y piensa siempre en la persona que va a entrar a tu blog. No hacerle perder el tiempo e ir al grano serán aspectos fundamentales si lo que quieres es conseguir conectar con él.


6- Deja reposar el texto

¿Creías que todo se acababa al terminar de escribir el post?

En absoluto.

Ahora es el momento de dejar el texto reposar hasta el día siguiente.

Puede parecerte que ya está perfecto y que no necesitas incluir más información, pero te aseguro que al día siguiente podrás evaluar y juzgar lo que has escrito con mucha más perspectiva.

La mayoría de las veces estamos tan concentrados en lo que escribimos que pasamos por alto la manera en la que lo estamos transmitiendo.

Así que mi consejo es que te des un descanso y vuelvas a las pocas horas a releer el artículo en voz alta. Seguro que encontrarás aspectos a mejorar o ideas de las que quieres hablar de forma distinta.


 

Ahora cuéntame:

  • ¿Tú también te has enrollado más de la cuenta escribiendo y te ha quedado un post rimbombante y sin ninguna gracia?
  • ¿Has descubierto aspectos a mejorar al leer tú artículo después de darte unas horas de descanso?
  • ¿Sueles censurarte a la hora de escribir buscando siempre las palabras perfectas?

Me muero de ganas de leerte en la sección de comentarios 🙂

4 Comments

  1. Elena dice:

    El tema blog hoy por hoy para mí es un agobio. Llevo 2, de temáticas distintas, en uno público una vez al mes, en el otro cada 15 días. Sé que es poquísimo. Pero ni se me ocurre de qué escribir como para hacerlo más, ni me apetece. Y lo peor es que lo de volver a la motivación inicial en mi caso no tiene mucho sentido porque los empecé por “obligación”. En fin, intentaré poner en práctica todo lo que cuentas a ver si así todo rueda mejor y mi motivación aumenta. ¡Gracias por el post!

  2. ¡Qué buen post! Me encanta la frase de Hemingway y qué razón tiene. Yo antes perdía mucho tiempo en ir llevándolo todo para adelante hasta que me di cuenta que es mejor escribir y escribir y luego editar. También creo que es fundamental dejar los posts reposando al menos de hoy para mañana.
    Lo dicho, trucos geniales.

    Un saludo

  3. Que excelente este post! Me ha pasado todo lo que mencionaste. Siempre después de tomar un descanso y volver a leer mi post logró mejorarlo.

  4. Excelente post, lo pondre en practica al 100%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *