Email Marketing: 3 errores por los que tus suscriptores se están dando de baja de tu newsletter

Email Marketing: 3 errores por los que tus suscriptores se están dando de baja de tu newsletter

 

Ponte en situación.

Has empezado a hacer Email Marketing y vas a echarle un vistazo a los resultados de la newsletter que enviaste hace unos días.

Te sientas delante de la pantalla del ordenador con toda la emoción, y de repente: horror.

Cinco personas se han dado de baja.
¡Tres más que en el mes anterior!

Lo que te faltaba. “¿Qué está pasando? ¿Qué estoy haciendo mal?”, piensas.

En ese momento tu cabeza empieza a buscar con desesperación un fallo, alguna errata o una frase que puede que no haya sonado del todo bien.

Necesitas conocer el motivo por lo el cual cinco personas han decidido que tú ya no le interesas más.


Y yo me pregunto…
¿hasta cuándo vas a seguir dinamitando tu lista de suscriptores?



Cada vez que una persona te deja su email te está dando permiso para que aparezcas con regularidad en su bandeja de entrada.

Esto es algo bastante serio.

Que los usuarios entren a tu web y acaban dejándote su dirección de correo electrónico no es algo que resulte complicado. Ebooks, guías, plantillas… al final todo el mundo ofrece algo gratis a cambio.

Seguro que también tienes formularios repartidos a lo largo de tu web y que funcionan bastante bien.

Digamos que en Email Marketing la implementación resulta sencilla.
La dificultad reside en la estrategia.

Es posible que te cuestiones hasta qué punto es necesario cultivar una relación con las personas que forman tu lista. Mucha gente piensa que con tenerlos en redes sociales es suficiente, pero te diré que no es así en absoluto.

No me malinterpretes.

Las redes sociales están muy bien y sirven para tener exposición y crear comunidad pero la realidad es que los contactos que tienes allí no son tus contactos, sino que pertenecen a la red social en sí.

Si cualquier día Facebook decide cambiar su algoritmo, puedes ir despidiéndote de todas las personas que te siguen en tu fanpage.

La realidad es las redes crean comunidad, pero la venta siempre se cierra través del email.

En mi opinión, crear una relación con los suscriptores es fundamental puesto que son el pilar principal de cualquier negocio online y hay que tratarlo como tal.

Para ello no hay nada mejor que ver los errores más comunes que se cometen a la hora de crear una campaña de Email Marketing.

Allá vamos.


1. Aparecer solo cuando quieres vender algo



El error más típico y a la vez el más peligroso.

Está claro que no eres una ONG. Tienes un negocio y tu objetivo final es vender, pero hasta llegar ahí hay un camino largo por delante.

Ponte en la piel de tus suscriptores. ¿Qué van a pensar después de que lleves meses sin escribirle y de repente aparezcas para venderles algo?

Debes crear una frecuencia de envío y establecer un equilibrio entre los correos que son de venta y los que no.

Si tienes cualquier duda puedes aplicar el Principio de Pareto o la regla del 80/20. Envía un 80% de contenido de valor y un 20% de correos de venta.

De esta manera estarás creando una relación más profunda con tus suscriptores y no te percibirán como un aprovechado cada vez que reciban un email tuyo de venta.

Por no hablar de lo que mejorarán los resultados de compra de tu producto o servicio.


2. Escribir asuntos engañosos



Esta es una de las cosas que más me molestan y el motivo principal por el que me doy de baja de muchas newsletters.

Hacer una promesa en el asunto que más adelante no se cumple en tu mail hace que, además de perder suscriptores, tu reputación como profesional y tu negocio queden en muy mal lugar.

Lo cierto es que esta táctica resulta algo ridícula, puesto que de nada sirve que aumente la tasa de apertura de tu campaña si una vez que las personas están dentro no van a hacer clic en la llamada a la acción, que es el objetivo principal.

El asunto es la puerta de entrada al resto de la información, y de él dependerá el 50% de éxito de tu campaña de Email Marketing, así que trabájalo con el mismo mimo con el que preparas los titulares de tus post.


3. No segmentar



Imagina que has comprado en una tienda online un conjunto de ropa de mujer para hacer yoga.

Dos semanas después te envían su newsletter ofreciéndote bañadores de natación de hombre.

¿Queda raro, no?

Pues lo mismo pasa en cualquier otro negocio.

A menos que estés empezando y tengas todavía una lista muy pequeña, segmentar de manera adecuada es una de las claves principales del éxito de cualquier campaña de Email Marketing.

Es importante que conozcas las preferencias de tus suscriptores y los dividas en grupos que tengan características, intereses y necesidades semejantes.

Esto va a ayudarte a fidelizar a tus suscriptores, ya que implementando una correcta estrategia de segmentación le enviarás únicamente el contenido que quieren y necesitan.


¿Cuál de estos tres errores de Email Marketing consideras que molesta más a los suscriptores?

Cuéntame en comentarios si tú también has cometido alguno de ellos en tus campañas. Estoy deseando leerte.



[optin-cat id=2561]

6 Comments

  1. Conchi S. dice:

    Hola Pilar,

    Sí lo pienso como usuaria, me molesta mucho el punto número 2. Vale que hay que buscar sorprender con los asuntos, para que nuestros lectores sientan curiosidad y abran los correos, pero como dices, hay que tener muy en cuenta otro aspecto relevante: la reputación. Queda muy mal no cumplir con tu palabra. Creo que, como profesionales, ha de ser una de las principales “obsesiones” que tengamos.

    Por otro lado, creo que el punto 3 es el que más se nos escapa, porque cuesta mucho segmentar, sobre todo, cuando se empieza. Además, es un proceso largo, tedioso y que requiere mucho esfuerzo. Pero, creo que hay que apostar por él, porque las ventajas son maravillosas, en cuanto a afianzar la relación con nuestros suscriptores.

    Un abrazo enorme, Pilar.

    • Estoy contigo, Conchi.

      Segmentar es un proceso algo tedioso, pero sin duda merece la pena el esfuerzo.
      Al manejar una lista pequeña el impacto no es tan grande, pero cuando gestionas un volumen relativamente grande de suscriptores los resultados hablan por sí solos.

      Un abrazo grande 🙂

  2. Cristina dice:

    Hola,

    Pues a mí como a Conchi, como usuaria el punto que más me molesta es el dos. Una cosa es escribir un asunto atractivo y otra cosa es prometer la luna. El asunto del email hace que se creen unas expectativas pero luego se tienen que cumplir en el contenido. Si no es un chasco. Y ya sabemos lo que pasa cuando te llevas un chasco. Es uno de mis principales motivos de desuscripción junto con el envío indiscriminado de emails y el bombardeo sobre una misma oferta, véase procedente de una misma persona o de unas cuantas en equipo.

    Una buena segmentación puede ayudar evitar ese bombardeo. Pero vamos, partiendo de la base de que los suscriptores son personas inteligentes y con criterio para decidir tampoco creo yo que el éxito de una campaña de email dependa de la cantidad.

    Un saludo y bien por recordar estas cosas.

    • Hola Cristina,

      yo también comparto como motivo principal de baja el de los asuntos engañosos.

      Creo que muchas personas valoran poco a sus suscriptores y tratan su lista como si fuese cualquier cosa, cuando en realidad es el corazón del negocio. Me cuesta creer que no todo el mundo lo vea así, la verdad.

      Un abrazo y gracias por tu mensaje.

  3. Raquel dice:

    Hola Pilar,

    Aunque estoy de acuerdo con todo lo que dices, sin duda lo que más me lleva de cabeza es la segmentación, me vuelve loca. Estoy trabajando en ello, y cuando lo pienso lo veo bastante claro, pero que difícil de organizar es.

    Al final yo creo que lo más importante de todo es llegar a conectar, esa es una de las razones más comunes por las que me doy de baja, porque no conecto con la persona que envía el mail.

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *